• julio 1, 2022

    ¿Cuánto cuesta cargar la batería de un teléfono móvil?

    Feb 28, 2022

    Los teléfonos móviles se han convertido prácticamente en una extensión más del cuerpo y es difícil encontrar alguna actividad para la que no recurramos a nuestro móvil, ya sea para trabajar o durante el tiempo libre. El móvil es el epicentro de nuestra vida social, lo usamos para organizar y planificar el día a día, ya sea una reunión, reservar una cena, comprar, gestionar nuestros contratos, realizar operaciones bancarias o dar un parte de siniestro en nuestros seguros online

    Sin embargo, no sabemos cuánto nos cuesta recargar la batería cada día y puede ser interesante aprender a calcular el consumo eléctrico de nuestro móvil al año. La fórmula es bastante sencilla teniendo en cuenta que un cargador normal para teléfonos móviles necesita una potencia media de 15 vatios (W), teniendo en cuenta que no mantienen la misma potencia durante la recarga ya que, al principio, durante la carga rápida va a ser mayor y disminuye a medida que tiene más batería. Una recarga durante hora y media al día va a consumir de media 8,40 kWh de electricidad al año por lo que el precio ronda 1,40 euros. 

    Sin duda, no es mucho, sobre todo comparándolo con el gasto que hayamos pagado para comprarlo, especialmente cuando son teléfonos de alta gama y última generación. Comparado con otros aparatos eléctricos estaría también entre los dispositivos más baratos junto a la televisión, cuyo coste medio de cuatro horas de uso diario nos cuesta 2,33 euros de la factura de luz.   

    Sin embargo, lo más frecuente es dejar cargando el teléfono móvil por la noche, conectado al cargador durante siete u ocho horas. Este consumo fantasma no sólo va encarecer el gasto en electricidad sino que también es perjudicial para el dispositivo que puede recalentarse y se corre más riesgo de sufrir daños a consecuencia de interrupciones del suministro eléctrico que puedan suceder. 

    Desde un punto de vista más ecológico es importante reducir el consumo de energía, sobre todo, eliminando el uso inútil y desconectando completamente el cargador del teléfono móvil y el resto de aparatos, en vez de dejarlos en modo de reposo o standby, lo que se simplifica bastante su utilizamos regletas con un solo interruptor único o con temporizadores programables. El uso inteligente de los dispositivos móviles y aparatos eléctricos introduciendo estos pequeños gestos va a permitir reducir la factura hasta un 10 % y se puede ahorrar aún más eligiendo bien la tarifa para lo que resulta muy práctico usar algún comparador de luz.