• junio 30, 2022

    Tipos de humedades y cómo detectarlas

    Ene 13, 2022

    La humedad puede convertirse en un grave problema en tu hogar si no se trata de forma eficaz. Además de deteriorar los materiales y reducir la comodidad de su hogar, también puede contribuir al asma y varios tipos de alergias. Aquí hay algunos consejos muy útiles para ayudarlo a comprender qué tipos de humedad están afectando su hogar y las soluciones más efectivas para terminar con ella, aunque siempre se recomienda contratar una empresa de humedades.

    ¿Cómo detectar las humedades?

    Cuando ocurren problemas de humedad en su hogar, pueden ocurrir una variedad de síntomas. Si experimenta alguno de estos síntomas en casa, es posible que tenga un problema de humedad. En lugar de entrar en pánico, debe comenzar a buscar una solución al problema lo antes posible. Para saber si tu casa tiene problemas de humedad, es importante detectar los problemas causados ​​por estos:

    • Manchas grises o negras o moho: Pueden aparecer en cualquier lugar y sobre cualquier superficie, especialmente en espacios húmedos y mal ventilados. Este problema puede perjudicar a las personas con problemas respiratorios o alergias.
    • Ácaros y hongos: estos organismos pueden aparecer en habitaciones húmedas y mal iluminadas, alterando las condiciones sanitarias.
    • Olores fuertes: los espacios que están cerrados y mal ventilados durante largos períodos de tiempo son propensos a los olores a humedad y, a menudo, son el primer lugar donde se acumulan manchas o moho. Garajes, trasteros y sótanos son algunos ejemplos.
    • Deterioro generalizado: La humedad puede causar una variedad de daños en su hogar: pintura descascarada, muebles de madera podrida, metal oxidado, manchas de salitre o desgastadas, baldosas húmedas… La acumulación de humedad en el ambiente puede causar enormes pérdidas y daños en muchos objetos.
    • Problemas de salud: Es importante recordar que las consecuencias de la humedad involucran no solo daños físicos a muebles y viviendas, sino también problemas de salud. Las personas con problemas respiratorios, los niños, los ancianos o las personas alérgicas deben tener especial cuidado.

    Tipos de humedades

    Hay cuatro tipos de humedad que pueden afectar a tu hogar: humedad inesperada, humedad por capilaridad, condensación o filtración. Cada uno de ellos requiere un tratamiento diferente. Debes identificar el tipo de humedad que afecta a tu hogar, encontrar el origen y aplicar el mejor tratamiento en cada caso.

    1. Humedades accidentales

    Como sugiere el nombre, ocurren por accidente y son causados ​​por la rotura de una instalación de suministro de agua, como una tubería (suministro o desagüe). En ocasiones estas tuberías se rompen porque el material se expande y se contrae y puede provocar grietas en las juntas.

    De cualquier manera, son fáciles de identificar porque los problemas de humedad están muy localizados en puntos específicos. Estas manchas aparecen en un área determinada de la casa de una manera muy limitada. Los techos pueden desarrollar goteras, que pueden empeorar cuando se abre un grifo determinado, llueve, etc. De esta forma, podemos averiguar el origen de la interrupción.

    La solución es detectar y reparar tuberías dañadas. El mantenimiento adecuado de la casa también es necesario.

    2. Humedades por capilaridad

    Por lo general, ocurren cuando el terreno en el que se encuentra la casa está muy húmedo y los cimientos están mal aislados. Si hay mucha agua subterránea en el área y está muy cerca de la superficie, la humedad puede llegar a los cimientos y subir a través de los cimientos hacia el interior. Este efecto se puede ver en forma de manchas en las paredes del sótano y del garaje, pero incluso puede viajar a través del interior de las paredes hacia los pisos más altos, dañando la argamasa, el concreto, el ladrillo o cualquier otro material de construcción. Suele aumentar y avanzar más lentamente que otras humedades. También se pueden producir en la planta baja. El agua puede filtrarse en el mortero y causar eflorescencias en las juntas de las baldosas. Si el revestimiento del suelo es de un material poroso, como el granito, también pueden aparecer manchas en la baldosa.

    3. Humedades por condensación

    Son más comunes en los hogares e incluso pueden aparecer en el piso, sin importar qué tan alto estén en el edificio. Ocurren cuando la humedad es alta y el vapor de agua presente en el aire entra en contacto con superficies muy frías (paredes, ventanas o azulejos) y se convierte en gotas de agua y se acumula hasta que crean humedad, creando moho. , olor desagradable y materiales deteriorados. Hay dos tipos de humedad de condensación:

    • Condensación superficial: Es la condensación que se produce en las viviendas, especialmente en superficies porosas (como ventanas con zonas de puente térmico y aislamiento insuficiente). También son habituales en baños y cocinas donde suele haber más vapor.
    • Condensación Intersticial: Suele ocurrir dentro del recinto por falta de ventilación.

    4. Humedades por filtración

    Esto ocurre cuando el agua del exterior o de las tuberías se filtra directamente a la vivienda a través de materiales porosos o estructuras defectuosas. Puede ser muy lento y mucho antes de que la humedad se vuelva perceptible. A veces puede ser difícil encontrar la fuente, ya que puede estar lejos de donde aparece la mancha húmeda.

    Si tienes algún tipo de humedad en casa, te recomendamos que contrates una empresa de humedades en Vigo.